Compartir columna

Por: Gustavo Petro

“No puedo respirar” decía George Floyd, ya sin alientos y con su cara contra el pavimento, mientras un policía de Nueva York apretaba su rodilla contra su garganta. “No puedo respirar” gritaron millones de manifestantes en todo el mundo protestando por su asesinato. Y “No puedo respirar” podría ser la dolorosa frase que pronuncien muchos colombianos cuando lleguemos al pico de la pandemia y se agoten las pocas UCI y respiradores con las que los gobiernos del orden nacional y local decidieron afrontar, irresponsablemente, esta peligrosa amenaza.

Uno de los puntos centrales de la preparación de la pandemia era el fortalecimiento de la infraestructura de los hospitales. En particular, la dotación de las máquinas que pueden reemplazar la deficiencia de los pulmones, uno de los efectos que más muertes causa a los contagiados con el virus covid-19.

Las máquinas no se manejan solas, y tendemos a olvidarnos de los seres humanos que las hacen o que las ponen a funcionar.

Cuando los cálculos hablan de la necesidad de dos mil o tres mil unidades de cuidados intensivos nuevas para contener el virus, se necesitan por lo menos de 8.000 a 12.000 personas capacitadas para manejarlas.

En los meses de enero y febrero, conociendo ya las noticias de China y Europa y sabiendo que el virus, sí o sí, llegaría a Colombia, ninguna autoridad sanitaria decidió iniciar la compra de las maquinas, ni muchísimo menos iniciar la contratación y/o entrenamiento del personal de salud que se requería para manejarlas.

Tal olvido en realidad no fue un olvido, sino el reflejo de una organización de las prioridades completamente invertida. A los gobiernos no les importa la vida humana que crecientemente se está arriesgando.

Para el gobierno nacional la prioridad era salvar empresas y no personas, y entre más grandes en finanzas con mayor razón. La prioridad era mantener activas a las EPS a las que se le inyectaron billones de pesos, que no se han gastado, pero en cambio, si han descontado el porcentaje de administración y utilidades. La prioridad era salvar a los bancos con sus banqueros, uno de ellos con el dinero repartido en utilidades y con fuente en el erario. Mientras la población pasaba generalizadamente a la pobreza, uno de estos banqueros, el más grande, logró comprar un gran banco en Centroamérica.

Para el gobierno de Bogotá, en esos primeros meses, la prioridad era privatizar tres hospitales de la red pública, y demoler el San Juan de Dios, que paradójicamente tenía una instalación nueva de red de gases para conectar 100 unidades de cuidados intensivos. La alcaldesa pensaba que el virus era una gripa, y así lo dijo públicamente, y la secretaría de salud solo miraba cómo continuar los negocios inmobiliarios de Peñalosa.

Solo el 26 de marzo el gobierno nacional contrató a unas empresas intermediarias para que salieran a buscar respiradores, ventiladores, o pulmones mecánicos por el mundo, cuando ya en el mercado la demanda de respiradores y UCI estaba desbordada y/o en manos de piratas y especuladores.

Las empresas Mindray S.A, Instrumentation S.A, Allianz Grup, j Medics’s, y Futuro Médico, debían traer para el mes de Junio 1.495 respiradores. Hoy, cumplido el plazo, solo se tiene noticia de la entrada de 340 de ellos, el 23%.

El incumplimiento del contrato es flagrante, y significa la pérdida de miles de vidas que podían salvarse simplemente si a Duque se le hubiera ocurrido, como le imploramos, iniciar la compra desde principio de año, o si las alcaldías fuertes hubieran hecho lo mismo.

Para la época en que el mundo se aterraba por la irrupción del peligroso virus, Duque estaba inmerso en labores de politiquería fina propias de un gobierno obstinado en acabar con el Acuerdo de paz. Necesitaba cambiar el ministro de salud por uno de Cambio Radical para obtener mayorías en el Congreso que le permitieran destruir la JEP. La preocupación de Duque, y así lo demostró el cambio del ministro, no estaba en la pandemia.

Ni en enero, ni en febrero, ni en marzo se compraron las maquinas respiradoras y no entró para esa época una sola al país.

Hoy, las máquinas que ya teníamos, no están donde están los enfermos. La mayor parte de la población colombiana vive a horas de una máquina respiradora, probablemente, salvadora. Las máquinas están donde el neoliberalismo puede usufructuarlas. En las zonas prósperas de las grandes ciudades donde habita la población con mayor capacidad de pago, y, por tanto, también está allí el personal capaz de manejarlas. Ese es el efecto de la ley 100. Es un efecto de mercado. La ley 100 transformó la salud en una mercancía sometida a las leyes de la oferta y la demanda. La demanda solo se puede construir si hay disponibilidad de pago y es allí donde está la oferta.

El actual ministro de salud nunca pudo contestarme esta pregunta. ¿Por qué razón la mayor parte de las personas que han muerto por el virus, fallecen en sus casas, o en hospitales sin pasar por una UCI? La respuesta no es más que esta, y de allí el silencio ministerial: Allí donde muere la gente no hay UCI y, por tanto, tampoco personal que pueda manejarlas.

De esa pregunta se desprende otra de consecuencias terribles: ¿Si las UCI y su personal estuvieran donde la gente se ha enfermado o fueran llevadas allí, ¿cuánta gente se hubiera salvado? La respuesta es obvia: hoy centenares, mañana miles, y pasado mañana, decenas de miles.

La ley 100 y sus actuales gobernantes defensores, son culpables de la muerte de miles de colombianos por respetar las reglas del mercado en un espacio que corresponde a un derecho fundamental y por no haber priorizado la vida humana en sus decisiones.

Quizás te pueda Interesar:  Marihuana: Oro verde

El poder, hoy desnudo ante el virus, nos muestra su catadura criminal: a la salud como al agua, como a lo indispensable para vivir, la convirtieron en simple merchantería, en valor de cambio, en medio para realizar ganancias particulares de grupos empresariales muy poderosos.

Por eso ya no hay que extrañarse que convoquen más días sin IVA, o que aumenten el uso del Transmilenio. La política de enfrentamiento al virus tanto en el gobierno nacional como en los locales, no sigue la priorización de la vida, sino que, siguiendo a Trump y Bolsonaro, sigue la reactivación económica y por tanto ve a la población como una masa para producir ganancias y no como una humanidad cuya vida necesita ser cuidada. Un ser humano para la ganancia de otros, y no un ser humano para la vida.

Si las máquinas, esos objetos que son la cosificación de las relaciones humanas, no están, menos aún, las personas. No se pensó en las personas que las manejarían. No se contrató y/o preparó el personal esencial para el manejo de las UCI o respiradores.

Miles de enfermeras y auxiliares de enfermería, y médicos siguen desempleados en todo el país, y los que están contratados, lo están a través de la miseria, de su esclavización laboral por la vía de intermediarios laborales o a través de los contratos de prestación de servicios basura, cuando en realidad cumplen funciones misionales, y vaya que misión: la de salvar vidas humanas.

En el ser humano dedicado a la profesión de la salud han marcado todos los desafueros que el Estado ha querido marcar sobre el conjunto del mundo laboral del país. La sobre explotación, el deterioro de sus condiciones de existencia, la esclavización sin contemplaciones de su seguridad vital.

La pandemia ha desnudado el poder tal cual es. Un poder pensado en el crimen y el negocio y no un poder pensado en la vida de la gente.

Cuando llegue el terrible momento, que ya vivieron en Europa, en que el médico deba decidir a quién poner y a quién quitar el respirador, las víctimas del virus y del gobierno indolente, tendrán que pronunciar la terrible frase de George Floyd, que no voy a repetir, pero que representa hoy, para el mundo, el símbolo de todas las miserias humanas.

Suscríbete a las Columnas de Los Gustavos

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a las columnas de #LosGustavos


Compartir columna
Categories: Gustavo Petro

19 Comments

«No puedo respirar»

  1. Una aclaración a la muy pertinente columna, a George Floyd lo mató la policía en Minneapolis, Minnesota. Eric Gardner de manera similar murió a manos de la policía de New York. Ambos repetidamente les dijeron a sus verdugos que no podían respirar…

  2. Toda esa tragedia, sin contar que el gobierno ha hecho oídos sordos y se han hecho los ciego, a las propuestas de respiradores que se podrían fabricar en Colombia,. No solo haciéndolos más accesibles, sino que al mismo tiempo que podría estar generando empleo y así salvar alguna pequeñas y medianas empresas de la desaparición.
    Si contar con el caso de las empresas colombianas que estarían en la capacidad de producir elemento de bio seguridad, pero que por obvias razones no serán tenidas en cuenta por unos gobernantes (y muchos ciudadanos) que siguen pensando que importar en más barato. Cuando lo barato no solo sale caro, sino que produce desempleo, hambre y pobreza en el país.

  3. Que bien Sr Petro : Vivia en Genova ( Quindio) , durante la violenta toma , que ustedes hicieron de ese lindo Municipio de la Cordillera Central , fueron horas de una barbarie sin límites, el daño que hicieron todavía lo sienten los Genovenses …Gracias por todas esas muestras de violencia , que nos enseñaron durante tanto tiempo , como la toma del Palacio de Justicia , cuando con tu socio Pablo Escobar Gaviria , escribieron una de las páginas más tristes en la Historia del País …Mil y mil gracias , por tu brillante paso por la Alcaldía de Bogotá, tengo muy presente lo que hiciste con los carros recolectores de Basura , el detrimento patrimonial para nuestra Capital , fue de cifras astronómicas,. Tú paso por la Alcaldía fue catastrofico….Me gusta mucho lo constructivo que eres , todo es malo , nada te gusta a excepción de contar La Plata en Bolsas , te aconsejo que uses bolsas más finas…Y quieres ser Presidente…..Eso es un adefesio y un irrespeto con Colombia….Cordial saludo.

  4. SALPICON.
    Este escrito más bien parece-Y no esta mal- un informe que del manejo técnico da las UCI enfocado desde la óptica del contradictor omitiendo lo rescatable del asunto.
    Y no és que se desestime su contenido ni que se niegue lo atinente a las falencias que se señalan.
    Es notorio que se esta estrenando la pretensión de ser Columnista en lo que tiene que ver con la Forma y el tratamiento de los temas.
    El salpicón de ideas que funde lo técnico con lo crítico, per se, denuncia la novatada y acusa la falta de aplicación del método que el autor debería considerar en su debut para hacerse estimar y querer por sus lectores.
    O se és Columnista o símplemente un comunicador de ideas sin estructura crítica que hace de lo suyo una mezcolansa de cifras y puyas sin orden sindérico.

  5. Roberto “Joe” Urquijo, cantante barranquillero murió porducto de la ley 100…no tubo con q pagar una UCI, falleció exclamando..”no puedo respirar”..el covid se lo arrebato a su familia…buen viaje sonero…

  6. SALPICÓN
    Este escrito, más bien parece -Y no está mal- un informe del manejo técnico de las UCI, enfocado desde la óptica del contradictor, apoyado en U T L, omitiendo lo rescatable del asunto.
    Y no és que se niegue lo atinente a las falencias que se señalan.
    Es notorio que se esta estrenando la pretensión de ser columnista,se nota en la forma y el tratamiento del tema.
    El salpicón de ideas que funde lo técnico con lo crítico, per se, denuncia la novatada y acusa la falta de experiencia y la aplicación del método que el autor debería considerar en su debut para hacerse estimar y quere por sus lectores en materia de estilo.-Que sea “sabroso”leerlo-
    O se és Columnista o símplemente un comunicador de ideas, puyas y guarismos sin estructura crítica que hace de lo suyo una argamasa sin orden sindérico.

  7. Señor Gustavo Petro, soy una incansable defensora suya porque estoy harta del gobierno del innombrable y su circo titiritero, creo que usted tiene ideas más claras y frescas para este pueblo ya derruido por la corrupción (que no entiendo cómo sigue pedaleando). Pero también soy una asidua seguidora de la alcaldesa, que por su lado también trajo ideas diferentes y se ha notado que tiene pantalones (más que el títere-presidente), pero que no han dejado trabajar así como le pasó a usted en su momento.
    Así que le propongo, no ataque más a Claudia López. Proponga, sea amigable. Desde mi punto de vista, van por el mismo camino que va en contra de los asentados en el poder. Los admiro a amabos por su valentía y coraje, que es lo que se requiere ser un líder social hoy. Gracias si lo medita unos minutos, debe haber un punto medio. Búsquelo e inténtelo.

    Por otro lado, qué buena pluma. No había leído nada suyo, pero qué interesante.
    Saludos respetuosos.

  8. Iniciada la pandemia, Ivan Duque Márquez solo pensó: en ultimar detalles para enfrentar con buenas posibilidades de éxito y mejorar su caída imagen de actor como presidente, fue tan efectiva la producción televisiva, que muy seguramente por la razón de: no poder respirar oxígeno suficiente, por efectos de altura, para activar en debida forma las neuronas, faltaron así, muchos personajes, en su momento los critique por semejante expectaculo: salir en apoyo incondicional a todas y cada una de las acciones del mandatario y su mandato, ojala fugaz; para sorpresa, de los que más o menos estavamos gustosos por sus maneras de pensar, decir y actuar, pero, que por desconocidas razones últimamente cambiaron o mejor se de_generaron, incluido su aspecto físico descuidado, estilo otro precandidato presidencial el señor Sergio Fajardo valderrama, me refiero: al actual comentarista señor Gustavo Petro cuando por teléfono respaldo, aprobó y publicitó a nivel Nacional al señor Ivan Duque Márquez como Presidente enemigo del Covid 19 por las medidas de todo orden destinadas a evitar daños en la salud humana, pero, aterradores para nuestra economía, fallaste Gustavo Francisco Petro Urrego y tendrá que nombrar al suscrito, asesor de imagen para recuperar su estilo y la efectividad de antes del terror del virus Covid 19, no tengo estudios sobre el tema, pero, cumplo con los requisitos modernos de no ser nadie idóneo para poder hacer y garantizar que todo saldrá mal, esa es una importante causal de exoneración de responsabilidad penal, disciplinaria y Civil.

  9. El capitalismo intenta perdurar colonizando nuevos espacios, extendiéndose a todas las actividades de la vida social y volviéndolo todo “mercancía”. Ya ocurrió con la salud, siguen la justicia y la seguridad. Felicitaciones al novel columnista.

  10. Quiero de manera especial felicitarlos. y decirles que necesitamos asesoría con algunos temas puntuales de corabastos , Gustavo petro conoció hace mucho tiempo algunas de sus problemáticas y desde allí contribuyo con el comercio . solo les digo para empezar que el desprestigio que desato la alcaldesa esta haciendo mucho daño , es por eso que me gustaria hablar con ustedes. un Abrazo

  11. Lo felicito me gusta que estas a favor del ser humano, donde los principios básicos que es la vida hay que defender sin importar perjuicios netamente humanos. Y si un estado neo liberal como el nuestro no le importa sino cierto circulo de población, estamos condenados a repetir la historia, donde solo se cambiar el látigo por el Dinero, sin importar que realmente todos somos seres humanos con grandes capacidades y ayudarían a nuestro mundo ser un mejor lugar de vida. Adelante Guistavo Petro es importante su Pluma, ojalas más personas humanitarias aportaran sus investigaciones , por que hay que mostrar todo, y que el lector razone y tome sus decisiones con bases criticas. Gracias

  12. UN PÁIS INVERSO 4 : BUSCANDO UN LIDER. Candidato Petro, nuestra sociedad llamada Colombia anda afanada buscando un Líder auténtico, capaz de guiarnos en estos tiempos inciertos. Todavía no lo hemos encontrado y algunos todavía no nos convencen contundentemente. Lo único que sabemos es quienes NO SON, entre ellos Usted:
    * Usted es emocional y apasionado. Nuestro Líder debe ser racional, comprometido y serenamente decidido.
    * Usted sólo aprendió a restar y dividir : de un lado los buenos, Usted y sus acólitos; de otro lado los malos, el resto de los colombianos. Nuestro Líder debe pensar que en todos los partidos, religiones, profesiones, asociaciones, hay gente muy capaz y honesta, comprometida, con ganas de servir, y que seguramente haría la tarea mucho mejor que los políticos profesionales, como Usted
    * Usted todavía no sabe para dónde ir, no tiene hoja de ruta; es un negacionista incorregible: todo lo que hacen los demás es malo, pero no ha demostrado cómo hacer bien lo que los demás hacen mal. Usted nos sumergiría en un círculo VICIOSO ireversible. Nuestro líder construiría sobre lo que otros han hecho bien, para no perder tiempo, dentro de un CÍRCULO VIRTUOSO, es decir pequeñas acciones positivas, para producir un gran RESULTADO FINAL, que otros líderes auténticos podrían continuar.
    Como estas hay diez (10) razones más para demostrarle que Usted, hasta ahora, no ha demostrado ser el Líder que afanosamente estamos buscando. En otra oportunidad continuaremos. No hay espacio para más ahora, porque pueden cortar esta opinión

    1. Estamos tan acostumbrados al hiper-presidencialismo, que la pasamos buscando o esperando al “amado líder” (o lideresa) que nos saque de la fosa séptica en la que vivimos desde hace dos siglos.
      Un problema más del vicioso sistema electoral de listas abiertas, por el que no votamos ideas o programas de partidos o agrupaciones, sino que votamos a fulano o mengana.

  13. Ante la imposibilidad humana de predecir y la ceguera y la violencia de TODOS, Colombia necesita acciones más reales y racionales como el servicio básico de agua potable y alcantarillado en todo el territorio nacional y la cobertura en salud garantizada. Tal vez si los grupos armados y el gobierno y el ejército y los políticos y todos abogáramos por esas dos simples acciones, no estaríamos tan preoccupados por los ventiladores para Bogotá, no habrían departamentos donde no solo no hay ventiladores sino que no hay una sola Unidad de Cuidados Intensivos y no habrían poblaciones viviendo a más de dos horas de distancia del centro de salud más cercano por no hablar de un hospital. Todos los que autenticamente han querido mejorar el mundo o ayudar al prójimo sucumbieron ante el poder o trabajaron en realmente hacerlo. Me parece que Gustavo ya está entre los primeros, y que se note que doy el beneficio de considerarlo autenticamente interesado en mejorar en algo.
    Nota: Siga puliendo su redacción Sr. Gustavo

  14. Inobjetable interpretación del actuar del gobierno de turno, comportamiento que es coherente con su esencial razón de ser: favorecer al grupo social que escasamente representa en esta seudo democracia. Coherencia que mistifica la economía y degrada los derechos, en consecuencia la vida, más aún si se trata de la vida de los pueblos, “potenciales inútiles” en concepto prospectivo de Harari.

  15. Senador Petro, usted es y será mi candidato. El incompetente y títere Duque, se gastó 2 mil, 3 mil millones (?) en subir su imagen. . . , plata quemada. Claudia López, un paquete chileno. El ex alcalde de Medellín, Federico Gutiérrez dice que usted no tiene “propuestas”, o es un idiota o es una rata politiquera. Para uribe y todos sus similares, hay colombianos de 1a, de 2a, de 3a, de 4a, como también hay “buenos muertos”. Adelante senador Petro, un consejo, pelee menos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *